A pedido del cliente, FORVIS efectúa el montaje de los equipos que vende. Para ello cuenta con un área específica que tiene la responsabilidad de planificar, organizar y supervisar los trabajos, realizando además el control final de funcionamiento y de aptitud, y la puesta en marcha de los equipos montados.

Dicho departamento, a cargo de un profesional especializado, cuenta con personal técnico de vasta experiencia que garantiza la calidad de las tareas de montaje encomendadas.

En esta etapa de la relación contractual con el cliente, la interacción con él es permanente, dado que el montaje debe hacerse en sus instalaciones, las que por hallarse generalmente en operaciones, requieren que la coordinación entre las tareas de montaje y las que se llevan a cabo en el sector, garantice la menor interferencia posible entre ambas.

Como alternativa, el cliente puede optar por realizar el montaje por su cuenta, con la supervisión del personal técnico de FORVIS.



Consultar sobre este producto